República Dominicana Rancho Arriba le han fallado todos los gobiernos” - Meta España

domingo, 13 de octubre de 2013

República Dominicana Rancho Arriba le han fallado todos los gobiernos”


EN EL VALLE SE PRODUCE DE TODO Y ES UN FUERTE GENERADOR DE DIVISAS
LA PROMESA DE CONSTRUIR LA CARRETERA, SE QUEDÓ FUERA DEL PRESUPUESTO DEL PRÓXIMO AÑO












Nos han fallado todos los gobiernos”. Esa parece ser por estos días una de las frases más populares en Rancho Arriba, un valle intramontano municipio de la provincia San José de Ocoa, ubicado en plena Cordillera Central. La causa, la promesa incumplida de campaña que el presidente Danilo Medina hizo hace más de un año para construir la carretera Cruce de Ocoa- Piedra Blanca, una obra vital que ha quedado fuera del Presupuesto Nacional del 2014.
Esta laboriosa y particularmente apacible comunidad, la que más aportes hace a la economía del país en importantes rubros agrícolas, está virtualmente incomunicada por falta de una carretera que le permita llevar sus productos hasta los mercados y transportarse hacia los poblados vecinos, trastornando áreas vitales como la salud, la educación y el acceso a elementos esenciales del desarrollo.
El mal estado de la vía que comunica a esta población con el Cruce de Ocoa y el municipio de Piedra Blanca, produce pérdidas incalculables a los productores y a la economía nacional, pues, a pesar de que Rancho Arriba es líder en el país (y en muchos de América Latina) en la producción agrícola en ambientes controlados, y de recibir importantes inversiones para el sector, el Estado no ha querido invertir en la citada vía, imprescindible para que el fruto de su esfuerzo se vea coronado con la colocación, rápida y segura, en el mercado local y los puertos de embarque para las exportaciones.
“Esto es un golpe mortal”
Eduardo Mejía, alcalde municipal, se queja de que el expresidente Leonel Fernández visitó esa comunidad en los inicios de su segundo mandato, y se comprometió a llevar a cabo la construcción de la anhelada vía, pero no fue hasta iniciada la gestión del presidente Danilo Medina cuando se iniciaron los trabajos de la importante obra.
Lamenta que ahora, después de avanzar 30 kms., en una zona sin importancia productiva, resulta que el Gobierno deja la carretera fuera del Presupuesto del próximo año, lo que sería un golpe mortal para el municipio, para Ocoa, Bonao y todo el país.
“Aquí el mismo gobierno que preside el compañero Danilo Medina, acaba de aprobar más de RD$700 millones para construir invernaderos en esta zona, que es altamente productiva, y además, los inversionistas locales y los que han llegado a la comunidad, han hecho inversiones millonarias, lo que representa más de mil millones de pesos invertidos solo en ese modelo productivo”, dijo Mejía.
El funcionario explica que el municipio no solo es líder en producción bajo ambientes controlados, sino que al aire libre también se producen cientos de millones de pesos en hortalizas y ganadería.
Deplora que el desarrollo de esta comunidad esté paralizado porque “el Gobierno, hasta ahora, ha puesto la cosa difícil para construír la carretera, un sueño del país entero”.
“Muchos inversionistas han adquirido terrenos en esta comunidad para desarrollar proyectos, pero hasta que no vean que la carretera es un hecho, no invierten un solo peso”, aseguró Mejía, quien hizo un llamado al Presidente Medina y a los congresistas para que valoren estos factores y que el dinero se invierta en cosas como éstas.
“Esto sí es verdad que es una inversión para desarrollar al país y a una región que tanto necesita del apoyo del Gobierno”, sentencia el alcalde.
Juan Bautista Tejeda Medina, hablando a nombre de los productores de invernaderos de toda la provincia de Ocoa, también denunció que debido al desastroso estado de la vía, los productos pierden calidad durante su transporte en furgones, lo que aleja a los inversionistas, que no quieren exponerse a pérdidas. Tejeda dijo que los productores poseen dos empacadoras que despachan cada semana siete contenedores cargados con vegetales para la exportación, lo que representa para la economía nacional el ingreso fresco de millones de dólares. Sin embargo, debido al estado de la carretera y a los daños que se producen durante el transporte, es necesario que en los puertos de embarque se depure y reempaque la mercancía, por lo cual ya se contempla cerrar las empacadoras, dejando sin empleo a decenas de obreros.
El país cuenta con seis millones de m3 destinados a invernaderos, de los cuales la provincia de Ocoa aloja a dos millones. De estos, Rancho Arriba posee un millón 200 mil m3, es decir, el 20% de la totalidad de los invernaderos en el país. Por tal razón, resulta incomprensible que el Estado deje de lado la construcción de una vía imprescindible para hacer posible el transporte de esos productos, aun al haber aprobado este año una partida millonaria para invertir en el desarrollo de ese modelo productivo.
“No estamos pidiendo dádivas, simplemente estamos solicitando la ayuda de las autoridades, para nosotros poder desarrollar la región, con nuestro esfuerzo, con nuestro trabajo”, dice Tejeda.
Rica en agua
En Rancho Arriba llueve en promedio 265 días por año, lo cual explica que en los 80 kms de carretera que hay entre Piedra Blanca y el Cruce de Ocoa, haya 42 nacimientos de ríos o arroyos, alimentando a varios otros importantes, que dan aguapara consumo humano, agriculutura y electricidad a Santo Domingo, Baní, San Cristóbal, Piedra Blanca y Bonao. Alimenta, además, a las presas Jigüey-Aguacate, Valdesia y Hatillo.
Esa cantidad de agua, en parte, se debe a la capa vegetal y la protección que se le ha dado a esas montañas, un trabajo de más de 40 años que llevó a cabo el padre Luis Quinn, creando 87 consejos comunitarios. Por ello, los productores entienden que la construcción de la carretera ayudaría a bajar a los campesinos que labran la tierra en las montañas, y traerlos a cultivar en el valle, ayudando a mantener la producción de agua.
Sectores afectados
Los diferentes sectores de la vida de esta comunidad se ven afectados por el aislamiento, pero los más casos más dramáticos se presentan en las áreas de la salud y la educación.
El hospital público está bien equipado, con una edificación en buen estado, pero los especialistas no quieren venir a prestar sus servicios al municipio, debido a que las condiciones de la carretera no permiten que lo hagan en sus vehículos, y los constantes derrumbes amenazan con provocar una tragedia en cualquier momento.
Esto ha llevado a considerar bajar a Centro de Atención Primara el hospital municipal, sacando los equipos y dejando desamparada a la población en términos de salud.
La comunidad tiene dos ambulancias, inservibles, pues cuando hay una emergencia y deben trasladar a un paciente en estado crítico, los accidentes del terreno destruyen los vehículos.
Eduardo Gómez, director del hospital, se queja de que muchas veces pacientes con lesiones graves deben ser trasladados en motocicletas o en camiones, poniendo en riesgo las vidas de los mismos.
Muchas mujeres en estado de gestación han tenido que dar a luz en medio del camino, pues los saltos que producen los vehículos les han provocado partos prematuros. La situación de los estudiantes es igual de calamitosa.
Esmeylin Nova, estudiante de media del Centro Educativo y Politécnico “William Encarnación”, dice que los estudiantes no tienen oportunidad de continuar sus estudios superiores, pues muchas familias no pueden enviar sus hijos a vivir a Santo Domingo para estudiar en la universidad. Dice que si la carretera estuviera en buenas condiciones, podrían trasladarse a Ocoa, Bonao o Santo Domingo a realizar estudios de informática, idiomas o en cualquier otra área. Un estudiante pidió al Presidente que le brinde la oportunidad de prepararse para servir a su pueblo y al país, pues “si se nos construye la carretera, nosotros nos encargamos de construir nuestro futuro”.
Hablan los transportistas 
El sector transporte, tanto de carga como de pasajeros, también se ve muy afectado, pues no obstante las pérdidas constantes por roturas de piezas, pierden horas en el trayecto y enfrentan riesgos por los derrumbes y abismos que bordean la carretera.
El transporte público es casi nulo, limitándose a un vehículo que sale en las mañanas y dos en las tardes, manteniendo esas rutas por darle servicio a la comunidad, pues a pesar de que es caro, no resulta atractivo y es riesgoso.
Alcedo de los Santos, a nombre del Sindicato de Camioneros, anunció que ese sector está empoderado y coordina con diferentes sectores para llevar a cabo un plan de lucha, pues las autoridades no les están dejando otro camino, ya que han sido muy nobles y pacíficos en la exigencia de su derecho a tener una carretera en condiciones adecuadas. 
(+)
UNA COMUNIDAD LÍDER EN VARIOS RENGLONES 

Al recorrer la maltrecha vía desde Piedra Blanca-Rancho Arriba, se advierte un hecho curioso: las casas, humildes y limpias, se ven prácticamente deshabitadas. Pero no están abandonadas, es que todos los hombres, y muchas mujeres, están trabajando en los campos agrícolas. Ociosidad es casi nula.
Rancho Arriba aprovecha la ventaja de su fértil terreno, su clima excepcional y la laboriosidad de su gente, convirtiendo al municipio en líder de la producción de ají morrón para la exportación, con el 75% de la totalidad cosechada en el país; aporta el 80% de los tomates frescos de mesa.
Como si fuera poco, el país ocupa el lugar séptimo en la producción de aguacate, seguido de Ecuador, pero la provincia de Ocoa produce más que los costarricenses.
Además, la localidad produce de 35 mil a 40 mil quintales de habichuelas de óptima calidad, y junto a Constanza es la mayor productora de papas en el país.
También cultiva el 40% de los vegetales del país, de los que exporta 600 toneladas al año a Canadá y a EEUU, y es una de las zonas cafetaleras más importantes del país.

Pages