Te quedarás en shock cuando veas el por qué esta chica amanecía todos los días con moretones. ¡WOW! - Meta España

Última hora

Home Top Ad

Post Top Ad

miércoles, 9 de marzo de 2016

Te quedarás en shock cuando veas el por qué esta chica amanecía todos los días con moretones. ¡WOW!


Cuando Thea Wilson se despertó cubierta de unas enormes moretones morados y negros no tenía ni idea de lo que le había pasado durante la noche que le ocasionaran tales lesiones.

La chica de 37 años había ido la noche anterior a un bar con sus amigos pero no había bebido ni una gota de alcoh0l y se encontraba sobria cuando llegó a su hogar, por lo que no se podían explicar la aparición de moretones por una caída que no recordara o por una palea o un tropezón en la pista de baile. “No  tenía ni idea de donde venían los moretones. Eran grandes y muy morados y cubrían todos mis brazos y mis piernas. Había tenido otros unas semanas antes pero eran pequeños, nada como éstos”. 
Sin embargo, pasaban los días y los moretones no desaparecían. Por el contrario, más y más moretones iban apareciendo por todo su cuerpo. En este punto era imposible pensar que se trataran de golpes o tropezones y Thea empezó a preocuparse.
Acudió al médico en busca de respuestas debido a que la situación la preocupaba sumamente. Todos los doctores que visitaba le indicaban que se trataba de un trastorno de plaquetas que producía en su cuerpo grandes moretones y que probablemente también tuviera hemorragias internas de poca cantidad sin percatarse de ello. De inmediato le indicaron estudios específicos para dar un diagnóstico final que pudiera orientar al tratamiento a utilizar. “Al principio los doctores pensaron que se traba de un desorden plaquetario” fueron las decoraciones de Thea a la prensa.
Entre los estudios que le realizaron a Thea estaba una biopsia de médula ósea. Fue gracias a ella que se diagnosticó con Leucemia promieolicítica aguda, una extraña forma de cáncer de la sangre que afecta a poco menos de 100 personas cada año. 
“Cuando me dijeron que era leucemia mi mundo se cayó a pedazos” declaró la mujer ante la devastadora noticia de tener cáncer.
En Diciembre, Thea decidió participar en una carrera de 10km pero a mitad de camino tuvo que abandonarla por no sentirse con fuerzas necesarias para continuar. En las siguientes 24 horas tuvo que someterse a sus primeras sesiones de quimioterapia en el Hospital Royal Shrewsbury, en Inglaterra.

Sin embargo, ese mismo diciembre tuvo que acudir de nuevo al médico por mucho malestar general y más moretones apareciendo en su cuerpo. “Fui al médico porque no encajaba en ninguna de los criterios normales de leucemia, como el cansancio por ejemplo. Cuando me sentaron para informarme de lo gravemente enferma que me encontraba no sabía que hacer” declaró Thea quien ahora se encuentra recuperada y con mucha fe y esperanza sobre su futuro y su salud. “De pronto me informaron que tenía leucemia agresiva, una emergencia médica y que mi cabello se caería todo. Todo lo que pude hacer fue mirar a mi mamá y decirle ‘Lo siento'” 
Con una cuenta de plaquetas de solo 9.000 (las personas sanas tienen entre 140.000 y 400.000) los mecanismos de coagulación de su cuerpo se encontraban completamente afectados y las probabilidades de que Thea sufriera una hemorragia interna eran inmensas.
La joven fue trasladada a un cierto de aislamiento donde comenzó de nuevo las sesiones de quimioterapia, en conjunto con otros factores que mejoraban la capacidad de coagulación de su sangre. “Fui muy afortunada. Si me hubiese caído o me hubiese tropezado habría muerto” contó la joven refiriéndose al hecho de que con un conteo planetario tan bajo su cuerpo no habría sido capaz de parar la hemorragia y habría muerto desangrada.

Menos de 6 meses después de su diagnóstico, Thea entró a remisión, lo que significaba que el cáncer había sido erradicado de su cuerpo. Para celebrarlo, decidió correr maratones en nombre de todos los pacientes con leucemia del mundo, y para recaudar dinero para la unidad de sangre del hospital quienes con mucha paciencia la ayudaron a su mejoría total. “La leucemia podría aparecer de nuevo pero eso no me va a detener de vivir mi vida”. 
Las enfermeras del servicio aseguraron que la actitud positiva de Thea fue uno de los factores que ayudaron a que consiguiera una cura tan rápido. No solo eso sino que la joven inspiró a muchos pacientes y al personal médico a seguir adelante con sus trabajos.


Pages