A la sombra de la muerte- la trágica historia de los enamorados de Auschwitz - Meta España

miércoles, 18 de mayo de 2016

A la sombra de la muerte- la trágica historia de los enamorados de Auschwitz



Esta es una de las historias más trágicas del infierno de Auschwitz. La historia de amor de dos personas ante la cara inminente de la muerte. Esta es la historia de Romeo y Julieta de Auschwitz...
Edward Galinski (Edek) nació en 1923 en Jaroslaw (Polonia). Cuando estalló la guerra, tenía únicamente 16 años, y acababa de empezar un nuevo año en la escuela secundaria. En la primavera de 1940 fue detenido durante la redada y enviado a una prisión en Tarnów. De ahí, el 14 de junio de 1940, fue transferido al primer transporte del recién abierto campamento de Auschwitz. Recibió el número 531. Para sobrevivir tuvo que transformarse muy rápido de niño a hombre. En muy poco tiempo llegó a dominar las reglas del juego para la supervivencia, es decir a quién y qué evitar, y a quién acercarse para sobrevivir. A principios de 1942, se las arregló para poder llegar al taller de cerrajería dirigida por el SS-Rottenführer Edward Lubusch.

Anuncio:



Lubusch era una persona excepcional. Se ofreció para trabajar para el campo de concentración de Auschwitz, para evitar su envío al frente oriental. Convenció al comandante para abrir un taller de cerrajería en el campo y contrató a sus prisioneros, no con el fin de explotarlos, sino para ayudarlos. En su taller, los prisioneros se estaban recuperando, y Lubusch robaba para ellos algunas porciones adicionales de alimentos. A menudo, daba empleo a las personas que no tenían ni idea sobre el trabajo en cerrajería, sólo para rescatarlas. Varias veces fue castigado por el comandante del campo por tratar de manera demasiado indulgente a los presos.
Para la realidad de Auschwitz, se podría decir que Edek vivió unas condiciones del campo bastante cómodas, no tuvo un trabajo agotador, obtuvo porciones adicionales de alimentos y aún no lo amenazaron de muerte. A finales de 1943, fue asignado al grupo de trabajadores instaladores que trabajaban en el campo de Birkenau. Fue allí donde Edward vio lo más bonito que en su vida había conocido jamás. Era ella, Mala, una joven de cabello oscuro y sonrisa inocente. Los jóvenes se enamoraron a primera vista…
Comparte y dale Me gusta si te Gusta la Nota.

Pages