La imagen de esta mujer después de perder 360kg te dejará con la boca abierta. - Meta España

domingo, 15 de mayo de 2016

La imagen de esta mujer después de perder 360kg te dejará con la boca abierta.



Una persona normal consume por lo general alrededor de 2000 calorías por día, pero ella consume 18.000. Todos los días come cuatro tortas y eso sólo es el postre.
Anuncio:


Desde hace casi 5 años no ha podido dejar su cama. Simplemente levantarse se convirtió en una tarea imposible. Sufre de tremendos linfedemas en sus piernas; una inflamación dolorosa provocada por la retención de líquidos. Su marido, Bernie debe asistirla hasta en las tareas cotidianas más simples. Y también le compró una grúa para que pueda salir de la cama.
Mayra Rosales es la mujer más gorda del mundo. Pero si no cambia sus hábitos rápidamente, su vida corre riesgo. Su condición es más que crítica y no sólo por ella, ya que su hermana se encuentra presa por un crimen y Mayra es responsable por sus dos sobrinos. Debe hacer un cambio inmediatamente en su vida.

Para poder internar a Mayra en el hospital tuvieron que recurrir a un extremo desesperado: derribar una pared porque no conseguían hacerla pasar por la puerta. Si estas medidas tan drásticas fueron necesarias, es de imaginar lo sobrecogedor de la operación a la que debió someterse. Fueron necesarios 12 camilleros para poder moverla.
Mayra se ve obligada a pasar por varias operaciones importantes. Fueron momentos críticos porque desde hace años, su cuerpo sufre de obesidad mórbida. Sólo con retirar el líquido asociado a sus linfedemas, pierde 100kg.
Para permanecer con vida una cosa es primordial: perder la mayor cantidad de peso posible. Y esto no se puede lograr sin una dieta draconiana, ejercicio y disciplina. Afortunadamente, encuentra el incentivo en su sobrina y su sobrino: “Estos niños son la razón de que aún esté viva”, dice Mayra. “Son el motivo por el cual quiero seguir perdiendo peso”. Y ellos son los primeros en volver a verla, después de pesar media tonelada, ponerse de pie ella sola. Sus sonrisas radiantes cuando ven a su tía caminando, son la mejor recompensa. 
Mayra sigue mejorando y sorprendentemente, lo mejor llega.
¡La diferencia es increíble! Pesaba 470kg hasta no hace mucho.
Con 90kg, esta mujer de 34 años pesa menos que un quinto de su peso original. Es difícil creer que se trate de la misma persona.Mayra perdió 470kg y con ello ganó un nuevo sentido para su vida.

Comparte y dale Me gusta si te Gusta la Nota.

Pages